domingo, 17 de agosto de 2008

Despojo de la cadena

tomé a toda la culpa que tenía
y la hice una sóla persona, la puse frente a mí en el espejo,
la miré y la hallé parecida a mis sueños,
así comprobé que algo que no era yo me cortaba las alas,
tenía mi rostro y poseía mis gestos:
nadie que no fuese yo podría haber sabido que no era yo.
sentí el miedo originario, no a lo desconocido
sino a lo que conocemos y no estamos dispuestos a enfrentar,
tenía mi forma, en todo igual a mí pero sin serlo.
me armé en una lucha en su contra,
quize destruirlo siendo mi gemelo
y no pude...
supe porque el instinto es feroz
y es único ante la fosa abisal
que mis errores serían los suyos
y le ataqué atacándome
lo herí hiriéndome
lo amé amándome...
y como al hacerlo dejé de verlo
aprendí que lo eliminaba eliminándome
y que quedando repetido en la oscilación de un filamento en el vacío
mi pregunta tendría lugar a su respuesta
y que pasase lo que pasase
el tiempo y sus posibilidades absurdas
siempre iría a recibir por respuesta
que difuso como la luz sobre las aguas eternas
la respuesta posible está inscrita en las cosas como promesa
de la esperanza}
y es que todo brilla para ser ruta de encuentro ante
lo desconocido.}

miércoles, 13 de agosto de 2008

domingo, 10 de agosto de 2008

SÚMATE A LA VIOLETATÓN


Este Sábado pasado, a eso de las 10:20 de la noche, en un acto genocida y brutal, un homo sapiens en vías de retroevolución a ese estado que Miguel Serrano en cita a Kavafis llama "infrahumano", atropelló violentamente a nuestra perrita (Miguel, amigo mio, en esta frase te hago saber lo que vale esa criatura maravillosa para mi) causándole la pérdida del ojo derecho, que fue brutalmente desgarrado, junto con una fractura en la zona mandibular inferior en la unión de las placas bajo los dentales. Gracias a nuestro Di@s del alto cielo, madre/padre de la religión de la Acracia y la plena libertad bajo la ley del amor, Violeta (nuestra perrita) quedó viva y sin daño vital considerable, sin embargo debemos costear una operación que significa la extirpación del ojo y la reposición de la fractura ósea, lo que equivale a una suma de dinero que supera los 100 mil pesos. Ante esto hemos querido hacer un llamado para que este viernes y sábado, 15 y 16 de agosto, realicemos un magno evento en casa de Miguel, el dueño oficial de la perrita, que consistiría en aportes artísticos libres: bandas, poesía, exposición de obra plástica, performance, etc, y evidentemente BAILOTEO TODA LA NOCHE AL SON DE DJS COMEMOTE. La propuesta es cobrar una suma de ingreso que sea accesible y equilibrada para nosotros, proletarios con conciencia de clase y libertarios absolutos, junto con algún alimento no perecible, puesto que los dueños de la mascota son jóvenes universitarios, sin mayores ingresos y en esta cruzada se han visto desprovisto de sus bienes para la supervivencia de todo el més de agosto (considerando alimento, cuentas y otros).
Quien quiera asistir ya como espectador o bien como artista a exponer contáctese a los siguientes destinatarios:
4192018 , Miguel y Marcela Ferrer (marcelitaferrer@gmail.com , miguelferrerpareja@gmail.com)
Juan Carlos Vergara ( azulkalipso@gmail.com )

viernes, 8 de agosto de 2008

himno a la eterna femenina

para ti Amor mío,
que abres la posibilidad
de amarlas a todas a través tuyo


afrodita cosmológica

señal de peregrinación ante el arco de los templos

una senda llena de inmoralidad me lleva a tí

me hace tan grotescamente religioso

y tan sacerdotalmente bestia en mi despilfarro.


reconozco tu espacio vacío en la médula del sexo

y la disposición astral de la eterna posibilidad

fecundándome por el pensamiento sin palabra

Cipris, coexistiendo en la inexistencia de lo interminable

te he presentido como a la muerte se le presiente y nace la conciencia

presenciando la naturaleza lascivamente invisible

conociéndome dialéctico en esta imbricación de Hélices

y el ansia macabra de la reproducción infinita y expansiva.


oh! centuriones hambrientos de misterios

cuán lúcidos se me han vuelto los sentidos

la magia genital en la evocativa de un sexo enroscado a la justicia

el frenesí centrífugo y monumental de la plenitud

mi cuerpo hecho llave áurica en las puertas del templo

consumando el terrible trueno del piano sexual cayendo sobre el amor.


asomando los senos de mármol por el fuego del instinto secreto

en estos suspiros inmensos como las trompetas en la cima de virgo

entrégate para desflorarte profundidad salida de las aguas

semilla sin tiempo y reposada en el núcleo del motivo del cosmos.


afrodita cosmológica, oh genital por tanto tiempo perdido!

devuélveme la llave de piedra que abre este huevo iluminado

reúnete otra vez conmigo en el monte de los sacrificios

y juntos retornaremos echo uno al seno profundo de la tierra.

martes, 29 de julio de 2008

Himno de Amor Libertario

I

cuando los hombres, igual a dioses
retornan los ojos hacia las altas montañas
y por ellas sienten la dulce nostalgia,
allí en sus pechos arde una ausencia
y el viento es un lenguaje desde siempre conocido
y el silencio una palabra más dulce que el amor.
Entonces el hombre se desborda en su precipicio,
se mira en las aguas del vacío
y siente miedo...
Los ojos se le llenan de bruma
y no puede ver ya las altas montañas,
olvida su nido entre pájaros e ícaros
y camina amargo

II

de entre ellos alguno, armado de los celestes sueños
recibe perfecta la imagen de sus padres
-las rocas entre las cumbres de las altas montañas...-
y la guarda como un huevo
hasta que el dolor del secreto abre las alas del mutismo:
una porción de luz en manos de los hombres,
uno hecho luz como el inmolado

III

así se esparce el maíz en el maizal,
así las piedras fueron hombres,
así supieron lo que eran las estrellas fugaces.
Una llaga permeada de la luz de las cumbres,
eso es el corazón del hombre: sentirse astro al mirar el sol,
saberse una piedra en el obelisco de la verdad.
Recordar como frente a las aguas de la fuente originaria
el sagrado lecho que abriga su antaño nacimiento,
llenarse sus ojos de viejas mitologías
como la intuición profunda de lo que ha sido

IV
se eleva entonces su pecho, lleno de alas
inundado de sentimientos celestes,
ennoblecido el corazón y sublimada el alma.
Recuerda perfecta las altas cumbres de su origen,
ecuménico y mitológico: el hombre,
el hombre, el hombre poderoso y soberano,
lleno de luz y vigoroso, dispuesto a vivir
por primera vez: libre,
reencontrado con lo que en su memoria
fue la huella inexacta de su verdadero rostro.
Así
y para siempre
y siendo uno sólo con la mujer
e infinito en el amor.

domingo, 29 de junio de 2008

Todo Yo

este soy yo
mírenme bien
que ninguno de ustedes

pierda la ventura de mirarme:
el más hermoso entre todos
el más lúcido entre todos
el más extravagante de todos
el más fascinante de todos
luminoso como Apolo
precioso como un demonio
soy yo, mi propio padre
y mi propia madre
y mi propio hijo…
el más atrevido
el más demoníaco
el más hedonista e inmoral de los muchachos
soy yo, paria en todas partes
de ninguna parte
bello, bello, bello,
oh! cuán bello!
mucho más que David y Narciso
más, mucho más
más que Helena y Hécate y que cualquier mujer
que cualquier país
y que cualquier bandera…
soy yo, la exuberancia fundida en la locura
-androginia de todo lo inabarcable-
deseado por hombres y por hembras
por místicos y videntes
y por los dioses de las religiones que NO CREO,
todos los poemas de amor han sido escritos para mí
todas las profecías me profetizan a mí
soy yo, el niño sol
el niño bestia
angelical hasta lo macabro
demasiado genial para ser real
el elegido
no hay ninguno tan hermoso como yo
mírenme hermanos
os pertenezco
porque yo
sí, yo
soy un hijo necesario de la historia
y la verdad necesita de mi boca
la justicia de mi presencia
la belleza de mi cuerpo para poder ser belleza
todo lo eterno repite mi nombre
aquí estoy: yo, yo, yo
al borde del precipicio
dispuesto a mostrarle el culo a la muerte
a jugar con todo lo prohibido
a blasfemar contra todo lo sagrado
no tengo dioses ni maestros
no creo en límites
ni fronteras
ni sexos
ni razas
no creo en la pobreza
y maldigo al rico en su riqueza
(riqueza que será nuestra…)
ese soy yo, el más soberbio,
el más insolente
el más idiota entre los idiotas
todo el Genio de la historia humana en un cuerpo
ese soy yo, sexual como la noche
devorado con ansias como las rapiñas
devorador como hienas y chacales
hambriento como los pobres del mundo
ese soy yo,
yo, todo lo más grande y lo más bello
yo, todo lo infinito y lo eterno
y lo fértil y perfecto
lo dulce
y lo amargo
y lo demás
y mucho más
y ni siquiera eso
soy otro:
que no conocen
que no conozco
que busco y me busca
-pura esperanza, certeza del encuentro-
que soy otro:
infinito
incognoscible
impronunciable
divino hasta la perfección
que soy porque eres
y eres porque estás
y porque nada de lo más esencial de lo que soy no está en ti
porque soy igual a ti y a los demás
porque soy un espejo en movimiento

para reiterar el milagro de la vida
porque yo, hermanos míos, los amos a ustedes
y porque yo
sí, yo
hermanos míos
todo yo
soy ustedes.

lunes, 16 de junio de 2008

Destino de los mares


Cuando el mundo se reduzca a un solo bosque negro
para nuestros cuatro ojos asombrados, -a una playa
para dos niños fieles,- a una casa musical para nuestra
clara simpatía, -te encontraré.
(Arthur Rimbaud)


entona esta sílaba de cobre
espejo de la muerte
caracola del deseo
sabrás callar la espuma
volverte heraldo del trueno
agua del sentido inabarcable
cuánta idea vestida en el desorden
en su solar de primaveras
la punta del sentido
y la crueldad verde
como el oleaje de la mente
náufrago del crimen fascinante
lanzado al caos del amor
bajo las alas de la noche
en los vinos de su magia
la vibración de la cítara violenta
musgo del entendimiento
sus alacranes de mármol
danzando la muerte ebria
en un crepúsculo de raíces rojas
cuánta belleza fugitiva
ligera en su agonía
colmada de muertes amarillas
como una flecha grácil
hacia el corazón de la hermosura
fascinante en su música nocturna
atravesada de mustios caracoles
las edades y la tierra
llenas de sueños primitivos
y tal vez los oiga
el bastión del silencio
en su nudo originario
zumbido celeste del vacío
siendo el eco de su ausencia
capullo del bronce inexplicable
sumergido en el alba
soñando ser mañana
hasta el vértigo cargado del anhelo
como una estrella
queriendo ser orgasmo
y la guerra besando su caverna
chacales bajo la tormenta
el relámpago desnudo
cayendo turbulento por el aire
zócalo del disturbio embellecido
qué líquida es la luz
al fondo de los mares
y qué duce su rumor
voluble como el segundo
mellizo del rayo
respondiendo desde una boca sin orillas
preguntas de salvajes cabelleras
hembras oscuras
venidas desde lo profundo
listas para la guerra del amor
territorio para la hégira tremenda
donde entonaremos
himnos a la muerte y su diluvio
la barca de playas cóncavas
entrando por la boca del peñasco
bajo un tigre de lágrimas secas
qué triste será allí
la tibieza amarga
quemándose en el alcohol del pensamiento
tal vez el perdón y su arena
reciban a esta tripulación
cansada de paisajes hacia adentro
ansiosa de amazonas
y flores pétreas
cuando ha de desmoronarse
esta catedral de odaliscas
enredadera de huesos cosmológicos
anclada al peligro
como estación de besos secos
meditando el tránsito del tiempo
desnudos y fugaces
observando el equinoccio
despojado de cruces
repitiendo la sílaba de cobre
en medio de llamas y culebras
paraje de telúricas agonías
siente el vaho submarino
recorrerte la mente
como el hielo de la muerte
sube por la piel de los antílopes
y sus jinetes de claras intuiciones
la orbe de gusanos hambrienta
qué reyes vestidos de azur
coronados de espinas amarillas
es así la hora de las despedidas
canto de sirenas medievales
donde el hombre
envuelto en su fosa recuerda
el sendero retorcido del deseo
y un palacio de esperanzas
brota como flores carniceras
en medio de su pecho
ramillete de soles eclipsados
hacia donde va la dicha
para hacerse bronce
o grito del ahorcado
ven al carnaval silente
el fagot se tragará sus jaguares
es hora de ver dichosos
cómo el alma
se vuelve hueso
y la ternura
piel de la ventura
no importan qué catástrofes
sus huracanes y sus iras
no importan la desdicha
y su luto de flores secas
allí está la fuente inagotable
contémplala
sin orillas
sin tiempo de acabarse
respondiendo callada
las preguntas del origen
fecundando destellada
paisajes para el amor violento
arrebatándonos la duda
germinando la dulzura del encuentro
diré entonces frente a ella
oscuro y por ventura siempre nuevo
comiendo sus gritos de centurias:
¿quien es el mar, quien soy?
el que siempre vuelve a su arrecife
el que nunca termina de llegar
la misma arcaica
mitología alucinante
cargada de bellos sueños
una danza de sirenas
entonando su canto de amor terrible
al que nunca ha llegado
o a lo que siempre estuvo presente
así
en un cuerpo y en un alma
repitiendo toda esta historia originaria

ese es
el destino de los mares.